#acción, #archivo y #espera

Me preguntan en Twitter acerca de mi sistema de organización. Viene derivado de leer un poco sobre el GTD, el libro sobre Productividad que escribió Berto en 2009, y también de leer al amigo Maeda y su libro, así­ como bastante prueba y error, como todo.

No sé si el sistema es válido para todo tipo de persona y trabajos, pero sí­ es cierto que a mí­ me lleva sirviendo unos cuantos años, soportando cambios de SO (Windows, Mac), de entorno (Gmail, Outlook, Mail.app, Dropbox…). Para que tenga tanta flexibilidad de adaptación a todos estos entornos partimos de una idea bastante sencilla que se puede aplicar a bastantes cosas.

En qué consiste

La idea clave es que un elemento del sistema solo puede estar en uno de los tres estados:

  • #acción: requiere de acción por mi parte. Cuanto más vací­o menos cosas tengo en mi tejado y viceversa.
  • #archivo: cosas que ni requieren de la acción de otra persona ni mí­a, simplemente permanecen ahí­ archivadas para su consulta periódica.
  • #espera: requiere de la acción de otra persona, por tanto requiere de mi espera. Cuanto más vací­o menos cosas debo esperar.

Obviamente, muchos elementos transitan de un lugar a otro y en muchas ocasiones no pasan a formar parte del #archivo sino que directamente son eliminados. En el #archivo solo se mantiene lo esencial que podrá ser consultado en algún momento del futuro. Además, este sistema puede convivir en muchas ocasiones con otros, como por ejemplo tags y software de email: un tag de un departamento y un tag de estado (#acción, #archivo, #espera).

Dónde lo uso

Empecé a usar este sistema para organizar mi correo electrónico. Me funcionó independiente del sistema: en Gmail tags y en Outlook categorí­as de colores (verde para #acción, rojo para #archivo y ámbar para #espera, igual que un semáforo, con su lógica similar). De esta manera no tengo nada en la bandeja de entrada sino que tengo todo archivado en su carpeta consecuente y solo consulto las cosas que tengo pendientes o por las que estoy esperando.

Por ejemplo, puede ayudarme a revisar semanalmente las cosas por las que estoy esperando (todos los Viernes a última hora, para enviar un recordatorio a quien me siga debiendo algo) o también para priorizar según qué cosas y mantener una cierta agilidad en el flujo. Además, el hecho de tener filtros en el correo electrónico ayuda muchí­simo: todas las newsletters que recibo se marcan automáticamente como leí­das y aparecen directamente en #acción para que las vaya consultando y que así­ dejen solo lo importante en la bandeja de entrada. Minimalismo aplicado al correo electrónico.

Con el tiempo probé a aplicarlo también en carpetas de archivos. La idea partió de la lógica de sincronizar archivos entre mi casa y la oficina, por lo que simplificándolo un poco hice tres carpetas en Dropbox/Tresorit, cada una con su nombre. De esta manera, en mi escritorio solo tengo tres carpetas, que son en realidad accesos directos a esas carpetas en la nube para asegurarme que todo con lo que trabajo está disponible en todos los ordenadores y dispositivos con los que trabajo dí­a a dí­a:

Adiós Bloguismo

Adiós Bloguismo.com, ya no es ‘mi proyecto’: lo que arranqué hace unos años como blog con consejos para bloggers y community managers ya no me pertenece desde hace unos dí­as. El blog y el site completo han sido traspasados a una persona interesada por él y que se hará cargo de la completa gestión; el equipo de redactores (ílvaro, Aitor y íngel) tampoco seguirán escribiendo en el sitio.

Simplemente querí­a comunicarlo por el hecho de posibles dudas/sugerencias futuras respecto del site, ya no soy la persona a la que os debéis acercar. Sirva ésto para poder soltar algo de lastre y poder dedicarme con más foco a otro proyecto personal que quizá venga pronto: reconozco que no he tenido el tiempo necesario para hacer todo lo que querí­amos hacer con Bloguismo al tener que compaginarlo con mi trabajo.

Estoy realmente orgulloso de lo que hemos conseguido con Bloguismo: partir de cero con un blog para plasmar todo lo que hemos ido aprendiendo estos años hasta llegar a esta situación. El blog ha sido finalista en algunos premios como los 20Blogs en 2010, así­ como testigo del camino que han andado ílvaro (cuando empezó en Bloguismo no trabajaba en Redes Sociales y hoy gestiona las de una gran marca como H&M tras haber dejado una agencia como Buzz Marketing), Aitor (Un Cafelito a las 11 está poco a poco convirtiéndose en un blog personal de referencia en lo suyo) y íngel (comenzó tí­midamente a escribir consejos legales en Bloguismo y la verdad es que se ha hecho un hueco en esa blogosfera-twitteresfera de temas legales en Internet).

¿Y ahora? Ahora unas –creo que merecidas– semanas de vacaciones, y luego nuevos proyectos que estarán por venir…

Nueva etapa: The Cocktail

Discúlpenme, porque no he tenido mucho tiempo hasta hoy, pero sí­: desde hace algo más de una semana trabajo en The Cocktail como Consultor de Redes Sociales para varios de sus clientes.

Conozco The Cocktail desde hace 4-5 años por algunos verdaderos cracks en todo por los que fuí­ descubriendo, con cierta curiosidad, qué podí­a tener un sitio así­ para poder tener a tanto talento junto dentro.

Con el poco tiempo que llevo, admito que hay mucho mucho talento: algunos que ya conocí­a (por suerte hay unos cuantos gallegos más) y otros que estoy descubriendo y que me dejan boquiabierto al ver algunos de los trabajos que hacen. No sé cuál es la fórmula secreta para ello, pero la verdad es que el ambiente en general quizá sea lo que te fuerza a ser un buen profesional (de lo cual, añado, aún me falta mucho por aprender).

Por tanto, con tantas cosas increí­bles ahí­ detrás, es hora de intentar dar lo mejor y esforzarse por seguir, al menos intentar mantener, el listón tan alto que tienen para todo lo que sacan de ahí­. Va a ser un reto increí­ble.

PD: Sí­, en la oficina tenemos mascota correteando por ahí­, se llama Maggie.

Definición de Fanboy

Alguien que está cansado de que la tecnologí­a sea difí­cil y sabe que hay algo mejor; alguien que ama hacer su trabajo en vez de trabajar en su máquina; una persona que no tiene miedo a romper el statu quo; alguien que aprecia el diseño y fabricación de calidad; una persona que sabe que lo barato no siempre es lo mejor.

Definition of an «˜Apple fanboy’ and those that use the term. (Via Marco).

Cosas que he aprendido en estos años a nivel laboral

Cuando dejas trabajos, cambias tu vida y esas cosas, es cuando sin quererlo empiezas a hacer balance de todo lo bueno, de todo lo malo y de todo lo que has aprendido en este tiempo.

Hace un tiempo publiqué un post llamado Dónde aprender Social Media, que te puede servir muchí­simo si quieres trabajar en estos temas. Este post es un poco más general y a modo de resumen de cosas que he ido aprendiendo, con que le sirvan un poco a una persona me alegraré. Que los disfruten:

Aprende inglés. Es tremendo pero es como si en unos meses todas las ofertas de trabajo pidiesen inglés porque sí­, si quizá no lo necesites en tu trabajo. Pese a todo, tienes que saber inglés, con buen nivel de conversación, porque aunque no sea en tu trabajo directamente sí­ que podrás leer muchas cosas, especialmente si trabajas en temas de Internet.
Aprender inglés no tiene por qué ser un coñazo, quizá sólo ir cambiando hábitos: ver pelis y series en V.O. subtitulada (primero español y luego inglés), viajar a Inglaterra y hacer algún curso allí­, etc. Yo he tenido la suerte de tener unos fantásticos padres agentes de viajes, preocupados porque sus hijos aprendiesen idiomas y viajasen al extranjero, así­ que no me puedo quejar de mi inglés…

Véndete bien. Yo sigo siendo un poco idiota, porque mucha gente a veces me dice «Oye, no me habí­as comentado ésto!«, cuando es algo positivo, creo. A veces es por simple despiste pero otras veces es por tampoco querer destacar. Si tienes cosas que crees que pueden aportar sin duda hazlo saber; a veces un simple detalle puede marcar la diferencia entre dos candidatos en un proceso de selección. Conviértete en una vaca púrpura entre tanto CV de gente.

Aprende a ser profesional. De acuerdo: por tu casa puedes ir en pijama y todo lo que tú quieras, pero ten un poco de cariño por las cosas y por tu vida, al fin y al cabo.
¿A qué me refiero? A currí­culums con fotos horribles, a decir que eres muy bueno con tu blog pero no incluí­rlo en tu CV, a pasar un CV horrible de estilo…
Ser profesional no cuesta mucho, y sin duda marcarás un detalle que, como dije por ahí­, puede ser el detalle que diferencie la persona a la que contraten de la que no. Yo he ido varios años con traje de corbata a un colegio donde te enseñaban algunas de esas cosas que hoy por suerte agradezco saber. Consejo personal: si no estás cómodo en un traje con corbata búscate una buena camisa y punto; es mucho mejor ir cómodo que ir con corbata «porque sí­». Depende de la situación y el momento.

Sé humilde, pero busca un punto medio. Va muy relacionado con lo anterior. Si me encanta Guardiola es por lo humilde que es, aunque a veces se pase y pueda parecer realmente pedante; es muy difí­cil encontrar un punto medio entre ser humilde y venderse bien, pero hay que buscarlo. En definitiva: deja que los hechos hablen más que tus palabras, pero sin duda recuerda mencionar todos tus hechos, porque quizá te estés dejando alguno…

Júntate con los mejores. Cuando entras en una empresa siempre terminas juntándote de gente, al fin y al cabo gente con la que decides tú juntarte, claro. Puedes juntarte con las cotillas y terminar siendo un cotilla, puedes juntarte con gente quemada de su trabajo y terminar quemado tú, juntarte con algunos jefes y terminar siendo un poco trepa o simplemente puedes juntarte con los mejores y aprender, en el esctricto sentido de la palabra. Sin duda alguna sabrás que estás con alguien bueno porque destaca con luz propia, sus hechos le preceden. Creo que las mejores y más importantes cosas que he aprendido en esta vida ha sido de los mejores en las empresas en las que he trabajado. Aprende mucho de ellos, aprovecha la oportunidad (aprovéchalo porque probablemente se irán de la empresa en algún momento, pasa siempre).

Ten apetito. Steve Jobs lo resumí­a en «stay hungry, stay foolish« y creo que no hay frase mejor. Sin llegar a ser «un trepa» creo que siempre hay que tener apetito de hacer nuevas cosas, de buscar una manera distinta de hacer las cosas, de ser más creativo y más ingenioso, lo cual a menudo suele ser inversamente proporcional al presupuesto que tengas. Obviamente todo ésto lo podrás hacer si quieres y si te dejan hacerlo, claro. En el momento en el que pierdas ese apetito no lo dudes, puede que sea momento de replantearse algunas cosas…

Tu carrera es en realidad una maratón. Aquí­ reconozco que yo fallo mucho y es algo que cada vez busco más cambiar, poco a poco. De nada sirve empezar algo con todas las fuerzas del mundo si en realidad no se busca al primero, sino al que mejor lo haga.
í‰sto se aplica en muchas cosas de la vida, pero especialmente en la carrera profesional de cada uno. Tienes que aprender a dosificar esfuerzos, especialmente porque no gana el que primero llega, sino el que más aguanta y mejor lo hace. Ilusionarse está bien, pero a mayor ilusión también puede ser mayor la desilusión. Es una de esas cosas que mejor manejar con cuidado, como si fuese un salero.

Seguro que tú, que estás leyendo este artí­culo, trabajas o has trabajado y has aprendido cosas. No seas tí­mido, cuéntamelo en los comentarios.

Consejos para conseguir lo que quieres

«El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado todaví­­a, sigue buscando. No te acomodes. Como con todo lo que es propio del corazón, lo sabrás cuando lo encuentres.»

Steve Jobs.

íšltimamente me llegan más consultas de lo normal (por el formulario de contacto y por Twitter), normalmente sobre qué hacer para ser un Community Manager o cuál curso es mejor para ser Community Manager, y todo cosas de ese estilo, supongo que en gran parte por la visibilidad que me da mi trabajo actual.

Sinceramente, creo que prácticamente cualquier persona puede conseguir lo que quiera, lo único que le separa es la insistencia y por tanto las ganas que le ponga a ello. La vida no siempre te va a tratar o responder bien, pero probablemente lo que separe al que consiga algo del que no lo consiga será la insistencia que le ponga a ello.

Si quieres aprender cómo ser community manager probablemente muchos cursos no te sirvan de nada, pues al fin y al cabo aprenderás cosas elementales, que están bien pero que no te darán todo lo que necesites. Al final lo que distinguirá (al menos ante mis ojos) un buen profesional de un profesional excelente no serán las carreras o cursos que tenga, sino todo lo que ha hecho tanto dentro de internet como fuera de internet.

Y ya, termino, con varias preguntas a todos aquellos que quieren orientarse laboralmente en Redes Sociales: ¿Mantienes un blog? ¿Desde cuánto tiempo? ¿Lo tratas de manera profesional? ¿Has conseguido algún hito con él? ¿Lo cuidas? Los blogs, redes sociales e internet en general, como muchas cosas en esta vida, son algo a largo plazo, que no te va a dar ningún curso sino probablemente años y años de esfuerzo y tesón, algo que sólo darás cuando estés haciendo lo que realmente te gusta hacer. Así­ que a por ello.

La contaminación en Madrid

íšltimamente me encanta el blog EcoMovilidad, ganaron han sido finalistas de un Premio Bitácoras hace no mucho y creo que merecido: en el caso de su edición de Madrid han decidido cambiar su cabecera adaptándola a la contaminación actual de Madrid.

Además han escrito un artí­culo muy muy interesante sobre la moratoria de contaminación de Madrid, con propuestas que deberí­a tener en cuenta el Ayuntamiento. Leo sobre el mismo tema en una noticia de El Paí­s:

Ana Botella trató ayer de quitar hierro al hecho de que Madrid incumpla la legislación. También se quejó de que la directiva europea «ha puesto unos parámetros muy difí­ciles de cumplir».

Más de uno se sorprendió cuando, durante la comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Botella reconoció el incumplimiento. Era la primera vez. Hasta ahora, y pese a que Madrid ha estado superando ampliamente (en los últimos años, un 30%) los valores lí­mite, el discurso del Ayuntamiento ha consistido en negar el problema, alegando que no se vulneraba ninguna norma.

El Ayuntamiento cambió la red de medición en enero de 2010. Eliminó algunas estaciones, cambió de sitio otras y añadió alguna más. Entre las que desaparecieron estaban precisamente las que peores datos habí­an registrado el año anterior, es decir, las situadas en las zonas con más tráfico de la capital, como la Castellana.

Trabajo en San Sebastián de los Reyes, a 20 kilómetros de Madrid, en un polí­gono donde están otras muchas oficinas grandes como las oficinas centrales y platós de Antena 3, Grupo Transhotel, Telepizza, etc…

Sin contar, además, el ya de por sí­ denso tráfico que tiene la A1 (Carretera de Burgos), por donde va toda la gente que trabaja en Alcobendas y en el Polí­gono de La Moraleja (Jazztel, Fon, Procter and Gamble), más gente que trabaja en Ikea, Plaza Norte, etc…

Pero hablaré de nuestro caso concreto. Las alternativas son: coche, autobús desde Plaza Castilla o Metro. El Metro es prácticamente inviable, por lo que tarda y porque no hay una parada muy cercana, estamos a medio camino entre Reyes Católicos y Hospital del Norte. Tampoco hay un Cercaní­as a mano.

La alternativa, el autobús, que va de Pza Castilla al propio polí­gono, y que usan ya de por sí­ muchos trabajadores a diario, el 90% del bus se vací­a en la parada donde yo me bajo. ¿Cuál es el problema? Que no hay un bus directo y al final la alternativa del coche es mucho mejor, aunque tengas atasco.

Recorrido que hace todo el mundo en coche: 18km / 23min

Recorrido en Metro: 42min

Recorrido que hace el autobús: 13,8km / 22min

Tenemos, por tanto, tres alternativas:

  • Coche: 23min.
  • Metro: 42min
  • Autobús: 22min, sin contar paradas.

¿Cuál usarás? Sobra decirlo. Lo comentaba el otro dí­a: si quieres que alguien tenga un comportamiento, hazlo atractivo, y actualmente usar transporte colectivo para miles de trabajadores del Norte de Madrid no es atractivo y por tanto no se usa, al menos para reducir bastante los niveles de atascos y de contaminación.

En el centro de la ciudad las cosas son un poco distintas: cada vez más gente tiene bici y el tema de coche está funcionando por iniciativa privada con cosas como el car sharing de Hertz, que me parece un genial invento: alquiler de coche por horas para momentos concretos, usa el transporte público en el resto de ocasiones.

¿Cómo lo véis vosotros?

El ayer es el nuevo mañana

Hola. Tengo la sensación de que tení­a un poco abandonado este blog, y es que han pasado algunas cosas en todo este tiempo, especialmente que tengo un blog personal «más personal» hecho en Tumblr donde limito a dar rienda suelta a mi ego, porque hay gente que quiere saber de mí­ y ya no sabe dónde leer lo que me pasa a diario en mi vida. Pues ahí­. Lo que pienso sobre el mundo: aquí­.

Y querí­a comentar algo que me tiene un poco preocupado últimamente: la visión cortoplacista en la que estamos instalados. hablo en primer persona del plural porque creo que estamos todos en ello. Todos, no hablo especí­ficamente de mi trabajo: hablo de la clase polí­tica, la empresarial, la sindical…

Creo que de repente me siento parte de una generación que tendrá que pagar una hipoteca a unos bancos que están siendo ayudados por unos impuestos que pagamos todos sin habernos preguntado. En serio, es surrealista. Dos visiones sobre ésto; la primera de Iñaki Gabilondo, que anda meditando la retirada:

Durante su discurso, Gabilondo ha arremetido contra las «realidades financieras» que están «imponiendo doctrinas» y «doblegando la voluntad popular» a las democracias, y ha criticado las medidas contra la crisis económica que se están poniendo en marcha en Europa como si fueran «técnicamente inexorables» cuando, a su juicio, se trata de «ideologí­a pura».

La otra reflexión es de mi hermana Irene:

En fin, el caso es que de una forma u otra, nuestros amigos los polí­ticos de hoy nos lo repiten una y otra vez: hay que apretarse el cinturón. Y por eso te vas a tener que jubilar a los 67, pringadillo, y tenemos que quitarte la beca de guarderí­a, se acabaron las prestaciones sociales, nos vamos a cepillar la ayuda al desarrollo, nos cargamos el ministerio de igualdad, y quién sabe qué más. En ello están estos dí­as, discutiendo hasta que agujero nos apretarán el cinturón, mientras discuten los Presupuestos Generales para 2011.

El proyecto presentado por el Gobierno incluye una serie de gastos imprescindibles en estos momentos: 50 millones para el parque móvil ministerial, otros 50 para comprar 770 flamantes misiles IRIS-T, o 135 para compensar a las pobres concesionarias de autopistas por unos «sobrecostes» indeterminados en las expropiaciones. Y estas cosillas son sólo un ejemplo.

Pero tranquilas, tranquilos: tenemos a la oposición para corregir estas aberraciones. De entre las 3.005 enmiendas, ni más ni menos, presentadas al proyecto del Gobierno, voy a resaltar hoy algunas de las del Partido Popular, en particular 3 que solicitan extender los beneficios fiscales aplicables a la celebración de diversos acontecimientos de excepcional interés público (sic): «Caravaca Jubilar 2010″³, la «Salida de la Vuelta al Mundo a Vela-Volvo Ocean Race, Alicante 2011″³ y el «2014 Año de la Dieta Mediterránea».

Así­ va la cosa. Y lo peor es que ni siquiera hay una alternativa: la oposición no parece mejor y en este mundo de mediocridades nos encontramos instalados. íšltimamente no hago más que encontrar faltas de ortografí­a en rótulos de las noticias, en periódicos… y me imagino esos ambientes de trabajo, inundados por la mediocridad y quizá la rutina. Por cierto, hay una empresa llamada Apple, que creo valora otro tipo de cosas y ya vale tanto como Telefónica, Santander, BBVA, Inditex, Iberdrola y Repsol juntas. Tomemos nota, que algo harán bien.

Y de entre toda esa mediocridad es casi obvio que destaque lo mí­nimamente bueno, como el Barí§a de Guardiola. Yo ya termino, pidiéndoos un favor. Que leáis un artí­culo de Raúl Hernández llamado Un proyecto de 20 años, en el que dice cosas como:

No pude por menos, mientras escuchaba a Guardiola, que pensar en España como paí­s. Inmersos en una crisis de caballo, respecto a la que ya dije hace tiempo (va para dos años) que era enormemente pesimista. Vemos como los polí­ticos se dan por satisfechos (¡manda narices!) con aplicar parches cortoplacistas («a ver si hay suerte»), echar la culpa a los de afuera, cuando no directamente se lavan las manos. Eso los que gobiernan, mientras los otros se frotan las manos esperando a ver cómo caen los rivales como fruta madura para así­ subirse a la poltrona sin aportar nada valioso. Y, con este panorama, aún se quejan de que «no hay confianza en España». ¿Pero qué confianza va a haber? ¿Alguien ha dicho, se ha parado a pensar si quiera, qué idea de España quieren poner en marcha, qué proyecto de paí­s queremos para dentro de 30 años, qué «hoja de ruta» vamos a seguir, a dónde va a apuntar nuestra brújula? Sin eso… ¿qué medidas se van a tomar? Pues las que estamos viendo: reformas superficiales, hechas deprisa y corriendo, un dí­a en un sentido y al dí­a siguiente en sentido contrario… de las que encima se esperan resultados milagrosos. Vamos dando palos de ciego. Así­, ¿qué confianza vamos a generar?

Un proyecto de paí­s. Una idea que poner a germinar. La conciencia de que el corto plazo probablemente no tiene arreglo, que los esfuerzos que hagamos ahora empezarán a dar sus frutos dentro de unos años. Pero si al menos somos capaces de transmitir, tanto al exterior como a nosotros mismos, que tenemos un plan, una estrategia, que sabemos a dónde vamos… empezaremos a dar pasos sensatos, coordinados, orientados. Y la confianza empezará a fluir.

Una vez más me quito el sombrero ante tus artí­culos, Consultor Anónimo.

La sensación de haberlo visto todo

¿Te imaginas tener alguna vez la sensación de haberlo visto todo?

Hoy me ha venido ésa idea a la cabeza, qué pasarí­a si ya hubiésemos visto todo, especialmente en nuestros trabajos. Intento imaginar la vida de un notario o abogado (o cierto tipo de administrativo, por qué no), ajustado a sus mismas rutinas durante años y años y años…

Por suerte trabajo en un sector como el de Internet, en constante cambio, y con la posibilidad eterna de los y si, por lo cual no me puedo quejar. Por cierto, sé que puedo ser pesado, pero Efervescente es uno de los proyectos con más cracks en los que he estado metido; me muero de ganas de empezar a poder dar algo de información y que podamos empezar de una vez por todas.

Lo dicho, retomando el tema principal, ¿Alguna vez habéis tenido el miedo o la sensación de haberlo visto todo?