El dilema de iOS

Voy ya por mi segundo modelo de iPhone y reconozco que me siento realmente cómodo con los productos de Apple: tengo también un Macbook Air (mi segundo Mac, después de un Macbook) y en fin, puede decirse que soy uno de esos ‘convencidos’ por Apple para su causa.

Pero la verdad es que también sé reconocer cuando Apple comete un error y creo que lo está cometiendo en el terreno móvil. Voy a intentar explicarme.

De vez en cuando me obsesiono con ciertas cosas y lo cierto es que últimamente sentí­a que tení­a demasiada ‘basura’ instalada en mi iPhone, así­ que me impuse una norma: no pasar de una pantalla de aplicaciones.

Aquello funcionó realmente bien: borré muchas aplicaciones inservibles que no usaba en meses y me quedé con lo esencial, con todo aquello que me parecí­a lo mejor y que podrí­a aprovechar al máximo porque era de la máxima calidad. Pero también encontré un problema: varias aplicaciones preinstaladas del Sistema Operativo que no podí­a borrar y no usaba en absoluto.

¿A qué aplicaciones me refiero? A iTunes, Game Center, Contactos, Música , Brújula, Tiempo, Notas de Voz, Calculadora, Bolsa, Passbook, Reloj, Recordatorios, Mapas y Calendario. ¿Por qué no las uso? Porque uso otras apps de terceros que me parecen mejores, como Spotify, Evernote, Rise, Google Maps, Fantastical, Things o Solar. Y creo que Apple deberí­a entender esta actitud.

En cuanto a ordenadores, Apple ofrece software que sin duda está bien y los consumidores podemos usar, como Keynote o iMovie, pero tenemos otras mil alternativas como Final Cut o Powerpoint, y cada cual es libre de usarlas. Lo que nunca entenderé es que no se puedan desinstalar de iOS esas aplicaciones que, al menos en mi caso, no hacen otra cosa que ocupar espacio.

Creo que Apple deberí­a de dar esa cierta libertad y centrarse mucho más en el hardware y en el Sistema Operativo en general, que es por lo que nos compramos un iPhone (espero que nadie se compre un iPhone por su app para la bolsa), haciendo de iOS de nuevo la experiencia lí­der en el mercado para móviles, cosa que cada vez tiene un poco más en entredicho.

Nota: este artí­culo ha sido escrito con Marsedit, delicioso software para bloggers en Mac.

Varios pensamientos tras la Keynote de iCloud

httpvh://youtube.com/watch?v=fp14M7yQV-0
Hoy Jobs ha presentado varias cosillas, en una de esas keynotes que molan, porque hay muchas cosas nuevas. Tengo la sensación de que en los últimos años las keynotes de software me están gustando mucho más que las de hardware: en las de hardware se ha desvelado casi todo con dí­as -o meses- de antelación. En fin, varios puntos con los que me quedo, creo que interesantes a pensar:

El brutal crossselling y upselling de Apple

¿Te has comprado un iPhone? «Pues fí­jate lo que puedes hacer sincronizando todo«, «La misma experiencia de usuario con el iPhone la tienes en el iPad y los Macs«, etc. Comentaba antes en Twitter que me encantarí­a ver una estadí­stica (de dentro de Apple, claro) sobre la media de productos Apple por usuario: antes podí­as tener un portátil y ya era mucho tener dos Macs en casa. Recuerdas el iPod? Aquello que serví­a para oí­r música y no tení­a aplicaciones, solí­a tener botones y demás.
Creo que Android puede llegar a crecer en ventas de dispositivos, pero me parece un crecimiento menos sustentado: Apple está creciendo en algo mejor, bajo mi punto de vista, que es mayor fidelización y mayor número de terminales por usuario. Android se sustenta en mucha gente por una cosa: porque es barato. El dí­a que las memorias SSD (y que a Apple le de la gana) de bajar un poco el precio Android quizá tenga motivos para irse despidiendo.

Un paso mas cerca de la integración

Una máxima que tiene mucha gente maquera es la de «Si Apple no ha integrado tal o cual feature es porque no ha encontrado una buena manera de hacerlo» y con el copiar/pegar en iOS lo hemos visto. Era muy fácil meter otro botón fí­sico donde se desplegase un menú y poder elegir ahí­ opciones, pero no. No era la mejor solución, probablemente.
Cada vez que veo una keynote sobre iOS me fijo mucho en la integración de Sistemas Operativos: Mac OS X e iOS van a converger en algún momento y en Mac OS X Lion lo veremos mucho, mucho, mucho. Tengo ganas de ver un sistema de ficheros en iOS y no sé si llegarán a hacerlo en algún momento; lo que sí­ vemos es que empiezan a poder sincronizarse de serie documentos entre Mac OS X e iOS. Ojito a ésto, porque muchas aplicaciones como Things buscan la sincronización entre dispositivos, y de hecho muchas, como procesadores de textos se basaban en Dropbox, que ya no hará falta gracias a la API de iCloud. Ojito.

Aprende de la competencia

Sí­, sin duda, Apple ha visto que en el Jailbreak hay muchí­sima gente capaz de hacer cosas chulas para iOS. ¿No lo crees? Pregúntaselo a Peter Hajas, que desarrollaba uno de los mejores sistemas de notificaciones para iPhone en el mundo del jailbreak y Apple lo ha fichado, supongo que con gran parte de culpa en el nuevo sistema de notificaciones en iOS 5.
¿Tiene algo de malo ello? Bueno, ha pillado un poco de aquí­ y de allá, de aplicaciones como Camera+, Instapaper o Dropbox pero creo que no tienen todo perdido. Sin duda alguna ésto enseña, una vez más, que no hay que quedarse parado y seguir haciendo cosas. Instapaper por ejemplo (del cual soy muy fan) es una herramienta increí­ble de curación de contenidos, tiene versión web aparte de iOS, se integra muy bien en muchas apps de iOS y tiene el componente social de poder compartir cosas interesantes. Creo que su futuro aún sigue brillando.
En cambio creo que Dropbox lo tiene un poco más fastidiado, pues es que al fin y al cabo se basa en sincronizar alojando ficheros en Amazon S3, lo cual tampoco es gran cosa y es lógico que Apple pueda alcanzarla con facilidad, una vez pueda tener las dos cosas: capacidad de sincronizar (ya vemos que sí­) y servidores tan buenos como Amazon S3 (que va en camino de conseguirlo).
La gran vencedora de la noche en este aspecto es Twitter. Genial integración.

La importancia de una estrategia clara

A medida que Jobs iba hablando lo sabí­a, y terminó hablando de ello. El Digital Hub. En 2001, en otra keynote, Steve Jobs defendió su gran estrategia a largo plazo una vez habí­a vuelto a Apple: sus grandes planes, su visión para la informática en los próximos años.
Aquella keynote fue brutal, casi tan buena como la de la presentación del iPhone (que me sigue encantando ver de vez en cuando, la parte de «three revolutionary products» me encanta). Era una estrategia en estado puro: idea, bajada a terreno y consecuencias. Steve Jobs pensó que crecerí­a muchí­simo el multimedia y que todo ello necesita de un ordenador en el medio, que actuarí­a de hub, el digital hub.
Con los años se ha ido cumpliendo, con el Mac actuando de Digital hub: comprábamos un iPod, un iPhone, un iPad, una cámara de fotos… y todo pasaba por el ordenador, actuaba de conector de todos.

La importancia de saber dejarlo a tiempo

Vital, vital, vital. Saber dejarlo a tiempo y corregir tu estrategia es tener ya media batalla ganada. Con todo esto de la nube es cierto que quizá la estrategia de Digital Hub, en sus 10 años de vida, comenzaba a quedarse desfasada: ¿De qué sirve comprar un iPad si tengo que enchufarlo por iTunes? Y ahí­ llega la nube.
Poder sincronizar cualquier cosa prescindiendo del Digital Hub: No te preocupes si sacas una foto con tu iPhone, que nada más tener WiFi la podrás ver en tu casa, en tu iPad, en tu TV o donde quieras. De nuevo el upselling y el crosselling. El iCloud supone una leve corrección al Digital Hub, pero creo que a tiempo. El tiempo dirá, al menos cuenta con el beneficio de que el Digital Hub le ha funcionado bien en estos 10 años. El tiempo dirá.

iOS como palanca de cambio

Tengo la sensación, sin tener datos estadí­sticos delante, que todo el crecimiento en Macs (es decir, en aparatos con Mac OS X instalado) han venido después (o al menos en paralelo) del despegue de iOS. Es decir: en los Macs el crecimiento es el que es, tampoco se pueden hacer muchas cosas… portátiles, sobremesas y poco más. Puedes innovar (Macbook Air), puedes hacerlo más pequeño (Mac Mini), pero al fin y al cabo tienes un crecimiento relativo ahí­.
Pero claro, si haces nuevos productos, con sistemas operativos nuevos y que van convergiendo con los anteriores… la cosa cambia. La jugada maestra de todo este tiempo ha sido iOS y quizá sin iOS Apple hoy serí­a un Microsoft. Ahí­ el ligero cambio.

iTunes: Más de lo mismo

Quizá el único aspecto negativo de esta keynote ha sido iTunes. Tampoco es que me esperase gran cosa pero no me ha gustado. Es curioso ver cómo en USA tienen una visión completamente distinta de Europa en este aspecto: ojo a la tabla del final de esta página, que salió también presente en la keynote.
En Apple no se la miden con Spotify, como pensamos muchos en Europa: se la miden con Amazon y Google, pues Spotify no ha entrado aún en USA, y muchos especulaban con que Apple tuviese algo que ver. Parece que no, de hecho Spotify anda enamorándose de Facebook integrándose poco a poco y supongo que querrán entrar en USA cerrando acuerdos con las grandes discográficas que aún faltan por entrar al proyecto. No tengo más de 10 MP3 en mi ordenador y creo que esa etapa está muerta. Lo siento Jobs, larga vida al streaming.

En definitiva: un necesario lavado de cara

Esta keynote ha supuesto un paso más en la convergencia entre iOS y Mac OS X: si Digital Hub marcó la tendencia 2001-2011 quizá la nube marque la tendencia de 2011-2021, la nube como factor de convergencia entre todos los dispositivos que tengas. Porque al final no se trata de vender más, sino de vender mejor, que tarde o temprano suele seguir significando más. Y yo que me alegro.

El problema de Myspace

Myspace ha hecho el eterno rediseño, en un intento de frenar la curva de campana en la que está metida y un uso cada vez menor, en parte por el uso de alternativas como Facebook o Bandcamp.

Yo, por ejemplo, pago una premium de Spotify por 10 euros al mes y no puedo escuchar legalmente el último de Arcade Fire o el de Interpol, y no soy el único. A dí­a de hoy la aplicación de Myspace para iPhone se llama Myspace Mobile y «sólo» permite subir fotos, enviar mensajes y las cosas tí­picas.

¿Tanto costarí­a hacer una aplicación de Myspace que nos permitiese escuchar desde el iPhone a bandas que tienen perfil allí­? Abres además posibilidades de monetización que por x o y no les ofrece Spotify a las bandas independientes: abre la competencia a Spotify donde no está Spotify. Me encantarí­a poder escuchar legalmente y pagando por ejemplo a Ornamento y Delito pero no puedo, porque ni están en Spotify ni están en la iTunes Store, que también ciertamente cada vez uso menos.

Pero claro, juntar a la long tail de proyectos geniales como Etsy con un dinosaurio como Murdoch es prácticamente imposible.

Cómo oí­r podcasts con Nike+

Nike+
Desde hace un tiempo me he autoimplantado la sana costumbre de salir a andar una hora al dí­a, no incluí­da con recados y demás, sólo dedicar una hora al dí­a simplemente a andar.

Suelo salir con el Nike+, ese cacharrito que se enchufa a los iPod y transmite datos sobre lo andado y demás, pero hay un pequeño problema y es que funciona con listas de reproducción.

Yo he conseguido motivarme para salir a andar con la excusa de oí­r podcasts que casi siempre duran una hora, especialmente Asuntos Propios, de Toni Garrido en Radio 3, por lo que tení­a el problema de cómo poder escucharlo mientras llevo el Nike+.

iTunes
Y como véis en la captura, he conseguido crear una lista de reproducción inteligente (bendito iTunes), que me saque sólo los episodios de Asuntos Propios que no he oí­do todaví­a. Así­ de esta manera arranco el Nike+ con esa lista de reproducción, incluso podéis quitar la pestaña del álbum y que os aparezcan todos los podcast sin oí­r. Fácil, sencillo y para toda la familia.

Foto: Flickr