What mobile is really about

But mobile is just the interface … it’s the ability mobile has given us to transform the nature of transactions that’s the important part. Ten years ago people could only buy from companies. Now, people are able to buy and sell from other people and even sell into companies. I know bloggers who make 5x what bankers do today, just by selling themselves.

From ALICE newsletter.

La ventaja estratégica de Apple

One of Steve Jobs’ biggest legacies was his decision to stop relying on 3rd party semiconductor companies and create an internal silicon design team. By owning its own silicon design team, Apple is able to leap into other markets which will be eaten by software running on cheap silicon. All of this supplier / buyer power that Apple has secured will be extended to cars. And because cars are lower volume by many orders of magnitude than phones, no other car maker will be able to enter the chip making game. Both the costs and the risks of designing chips are way too high. Tesla sells around 100K cars a year. Apple sold that many iPhones every 30 minutes on opening day weekend.

On Apple’s Insurmountable Platform Advantage.

A raí­z del Adblocking en iOS 9

We believe the customer should be in control of their own information. You might like these so-called free services, but we don’t think they’re worth having your e-mail, your search history and now even your family photos data mined and sold off for god knows what advertising purpose. And we think some day, customers will see this for what it is.

Tim Cook (CEO de Apple), hace unos meses.

Relacionado, un buen post al respecto del tema: content blockers are a two-decade reset button. We’re right back where we were, twenty years ago. Except this: we already know a bunch of stuff that doesn’t work.

De lujo y multicanalidad

A store visit does not guarantee a sale, just as a follower does not always lead to a conversion; but both of these interactions are opportunities to influence a future purchase. Potential customers should be delighted during every interaction with a luxury brand. There should be no experiential distinction between online and offline; a retail store or a social account.

The Age of Exclusivity is Over, por Sarah Neal Simpson, de R/CA.

Ser social

Ser social no depende de que tu empresa use una plataforma u otra.

Ser social no depende de cuánto presupuesto te gastes en Redes Sociales.

Ser social es otra cosa.

Ser social implica abrir tu compañí­a aprovechando las distintas posibilidades que te ofrecen las Redes Sociales, descubriendo los beneficios de la presencia social a los empleados de la compañí­a. Implica atender y comprender las necesidades de tus clientes hablando con ellos a través de esos canales, ofreciéndoles de forma sincera y transparente tus productos y sobre todo siendo natural. Porque precisamente, al que finge ser social en Redes Sociales acaba siendo marcado como un impostor.

Si las compañí­as ya fuesen sociales probablemente yo no tendrí­a empleo. Porque mi empleo consiste en hacer que los empleados y, por ende, la compañí­a donde yo trabaje, sean más sociales. Y éso implica muchas cosas: no tanto perderle el miedo a ser social sino más bien hacerles ver cómo siendo más sociales van a cumplir de mejor manera sus objetivos, usando de una u otra manera todas las herramientas a su disposición.

Hay que concebir lo social como algo lí­quido que, en mayor o menor medida, impacta a gran parte de una organización. Impacta en gran medida a departamentos de Comunicación y Marketing al ser departamentos sociales por naturaleza a la hora de comunicarse con clientes y posibles clientes, pero también impacta a otros departamentos: atención al cliente (cómo resolvemos problemas de un cliente), operaciones (cómo fidelizamos y establecemos relaciones más sociales con nuestros clientes), etc… .

Hay personas que creen que ser social consiste simplemente en asociarse con una plataforma o red social. Aparte de ser algo arriesgado, sigo siendo bastante escéptico de los cobrandings y más aún de los cobrandings con Redes Sociales. Algo así­ no implica en absoluto que tu empresa sea social. Una compañí­a tampoco va a ser más social por tener más presencia en más Redes Sociales. De hecho, probablemente será menos social, porque tendrá menos tiempo para poder dedicárselo a pensar en el medio y largo plazo, en la constante revisión de sus objetivos, estrategias y tácticas sociales. Menos siempre es más, también aquí­.

Y todo esto implica evangelización, sin duda alguna: implica marcar un rumbo, revisarlo constantemente pero también decir no a cosas que suponen alterar ese rumbo, gastando mucho tiempo y esfuerzo en explicar por qué ese rumbo no es correcto, asegurándose de que se entienda. Cualquier empresa puede ser social hoy en dí­a: de hecho las pequeñas y medianas empresas tienen una ventaja competitiva realmente grande para ser sociales de manera más sencilla y no todas se aprovechan de ello. He visto a encargados de estaciones de esquí­ haciendo un genial parte diario en Facebook con cuatro párrafos y una foto desde la estación. Me he vuelto seguidor acérrimo sin haber esquiado en mi vida. He visto a talleres de coches poniendo en Twitter al jefe del taller a contestar dudas puntuales todos los Jueves. Me he vuelto seguidor de ese taller sin haber conducido un coche en mi vida.

Ser social parece sencillo pero implica llegar a la raí­z de una compañí­a, que en ocasiones puede ser enorme. Implica conocer la visión de la compañí­a, implica ver los pasos necesarios para llegar a ello y finalmente implica pensar en cómo ser social puede contribuí­r a ello. Desconfí­a de los que te ofrezcan cualquier otra cosa.

Redes Sociales en 2015: qué hacer

En los últimos tiempos algunas personas me pidieron opinión sobre por dónde van las Redes Sociales últimamente, especialmente con las marcas. Por lo cual, aprovechando que termina un año y comienza otro, he pensado en un artí­culo que hable de todo ello. Se han publicado durante 2014 varios informes interesantes en mayor o menor medida sobre marcas y Redes Sociales en España (la segunda edición del estudio de la IAB y el destacado Observatorio de Redes Sociales de The Cocktail Analysis en su sexta ola) y lo cierto es que, por lo que se aprecia en el segundo, empieza a ser general entre las grandes marcas un sentimiento de asentamiento, conocimiento y uso razonable de las Redes Sociales a nivel corporativo. Y así­ veo yo más o menos las cosas. Una opinión tremendamente personal.

Medios propios: especialización por canales

Hasta hace no mucho la pregunta más frecuente que te hací­an muchos responsables de marcas era “¿Qué pongo en Facebook y qué pongo en Twitter?“. Por suerte ese momento se ha ido superando y, también gracias a la llegada de nuevos canales como Instagram, esta distribución y especialización de contenido se ha ido notando cada vez más: Facebook es la segunda página de inicio para una marca, con contenido más atemporal, mientras que Twitter es la última hora sobre la marca, el lugar de las últimas noticias y la mayor actualidad, un medio terriblemente temporal. En lo referente al contenido Twitter se ha acercado a Facebook por el peso que le he dado al contenido gráfico (esas imágenes con citas de frases…) y Facebook se ha acercado a Youtube, poniendo ví­deos con reproducción automática que están funcionando bastante bien.

Medios pagados: cuando haces pop ya no hay stop

Durante 2014, debido especialmente a polí­ticas internas de las propias plataformas, ha cobrado especial importancia el mix de medios propios y pagados, no solo para acciones especiales sino para contenidos puntuales que pueden requerir de un mayor impacto, bien porque están funcionando muy bien o bien porque la situación lo exige. Creo que durante 2015 el hecho de tener una bolsa de medios pagados en redes sociales para ser usada a discreción, especialmente desde que Twitter también ha implementado el autoservicio de publicidad, será cada vez más y más importante.

Medios ganados: el reto de 2015

En Redes Sociales, a diferencia de otros canales, los medios ganados (earned media) cobran una vital importancia, y creo que los que trabajamos en Redes Sociales no los hemos aprovechado lo suficiente. Las marcas hemos hecho acciones puntuales con gente influyente afí­n a la marca, pero solo han sido cosas puntuales. Necesitamos elaborar estrategias a medio y largo plazo sobre los canales ganados: ¿cómo vamos a favorecer que se comparta este contenido? ¿cómo podemos utilizar el contenido que nuestros clientes y potenciales clientes elaboran interaccionando con nuestra marca? ¿cómo vamos a tratar el antes, el durante y el después de nuestros impactos de marca?

Magazines/blogs corporativos: no solo la creación, también la distribución

Muy relacionado con el anterior punto. Muchas marcas crean un magazine online de estilo de vida o un blog corporativo similar, donde publicar artí­culos que a menudo sirven también como contenido para redes sociales. Durante 2015 nos daremos cuenta que tan importante como la creación de contenido es también su distribución: ¿conviene llegar a un acuerdo con otra marca para generar sinergias con este contenido? ¿tiene sentido tener firmas invitadas que puedan difundir ese texto en sus redes sociales? ¿cuál es nuestra estrategia de medios pagados para conseguir visitas hacia ese contenido?

Influencers: en la búsqueda de los 1.000 fans verdaderos

De la misma manera que las Redes Sociales se han ido especializando, todo el tema de los influencers tambien, con un grado de especialización muy distinto dependiendo en qué sector trabajes: hay nichos como el de Moda/Belleza/Estilo de vida donde algunas bloggers ya tienen representantes para gestionar su relación con marcas. Tengo la sensación que durante 2014 hubo un cierto desengaño de algunas marcas con todo el tema influencer y por ello muchas marcas han dado un paso realmente inteligente identificando a sus verdaderos fans, gente “en la clase media influencer” cuya opinión es mucho más sincera y con los que se puede elaborar realmente una estrategia honesta a largo plazo. Lo que no quita que otras sigan llegando a acuerdos con El Rubius.

Medición: atribución, la solución

Si bien durante 2014 creo que se ha avanzado bastante en el ámbito más relacionado con negocio en las redes sociales, durante 2015 la atribución de negocio por las Redes Sociales será clave para asegurar un desarrollo creí­ble de las Redes Sociales a nivel corporativo. Ventas directas, estimación del impacto publicitario atribuí­do, captación de leads… muchas más cosas de las que imaginamos se pueden medir y creo que todaví­a hay muchas barreras que derribar, como por ejemplo la integración del CRM para analizar las posibles diferencias entre usuarios que nos sigan en Redes Sociales y usuarios que no.

Atención al cliente: cada vez más social

Prueba de que las Redes Sociales no sirven solo para vender es todo lo relacionado con la atención al cliente. Es cada vez mayor el número de empresas que permiten, de una u otra manera, que personal especí­fico de su departamento de atención al cliente conteste directamente en las Redes Sociales. Durante 2015 lo seguiremos viendo más y más.

Comunidades on-line: pequeño crecimiento

Si bien las comunidades fuera de Redes Sociales quizá no encajen para todos los sectores, hay muchas marcas que pueden tener una comunidad online fuera de Redes Sociales y lo están realizando poco a poco con pequeños proyectos. Sin duda el trabajo es mayor y más a medio plazo, pero también lo son los beneficios: posesión de todos los datos principalmente para un mejor análisis y un mayor retorno a medio y largo plazo por lo que supone esa unión. Un seguidor de una marca en Facebook es de menos calidad que alguien que decide registrarse en una comunidad online de una marca.

En resumen: consolidación mediante la especialización

Como era de esperar, las Redes Sociales se van asentando poco a poco como un elemento transversal en la actividad de muchas compañí­as: análisis de tendencias y de datos para estudios de mercado, atención al cliente directa y generación de leads y ventas son algunas de las posibilidades que nos permiten. Solo aquellos que realmente crean en sus posibilidades con una presencia constante, honesta y transparente serán los que consigan poco a poco obtener beneficios tangibles y reales.

¡Que inventen ellos!

Marzo de 2014: El LAB de RTVE.es gana un premio de periodismo digital debido a la “innovación al presentar contenidos” usando recursos web.

Agosto de 2014: RTVE se deshace de los técnicos del LAB de RTVE.es.

El LAB de RTVE produjo en los últimos tiempos piezas realmente innovadoras como Estafeta 1, Generación 12-1, El derbi de Europa. Piezas que, a los que nos dedicamos a buscar nuevas maneras de contar la información en nuevos lugares como Internet, estaban en los repositorios de cómo se deben hacer las cosas. Sin más, una charla de dos de los ex-miembros del LAB de RTVE.es en la que cuentan algunos detalles de su dí­a a dí­a:

httpv://www.youtube.com/watch?v=-R7uOEQSlmA

(ví­a Juanlu Sánchez).

Somos insoportables

Hoy Renfe arranca la funcionalidad de ‘Coche en Silencio’: no se permite el uso del móvil, no podrán viajar menores de 14 años y es obligatorio el uso de auriculares.

A su vez, en eldiario.es han publicado un artí­culo llamado En los trenes españoles no hay wifi y faltan enchufes: ¿quién tiene la culpa?, con frases como “cinco o más horas dentro de un tren agotan a cualquiera, pero si, además, esas cinco horas las pasas sin cobertura ni conexión a internet, el viaje puede ser insoportable” (definitivamente el autor no ha ido en tren a Galicia, donde suceden ambas cosas).

Personas que quieren hiperconexión y personas que quieren oportunidades de desconexión fuera de su entorno laboral. ¿Está la tecnologí­a creando dos tipos de personas?

El futuro de Facebook (en 2014)


Cuatro artí­culos que pueden dar una pista sobre el futuro de Facebook en 2014:

Facebook plans suite of standalone mobile apps for 2014, sobre los planes de futuro en aplicaciones como What’s App, Instagram, Messenger o Paper.

Can Facebook Innovate? A Conversation With Mark Zuckerberg. Entrevista al propio Zuckerberg en el NY Times.

The Future of Facebook May Not Say “˜Facebook’, una interesante reflexión en el mismo medio.

Facebook’s Existential Crisis, otra interesante reflexión al respecto de todos los cambios de Facebook como plataforma.

El sedimento

“Esto es un ámbito donde uno no escribe un principio que tiene vigencia durante doscientos años. Esto no es un ámbito donde uno pinta un cuadro que será admirado por años, o construye una iglesia que será admirada durante siglos. No. Esto es un ámbito donde uno hace su trabajo y en diez años estará obsoleto y probablemente ni siquiera sea usable en veinte. En realidad es como el sedimento de las rocas. Tú estás construyendo una montaña a la que contribuyes con tu pequeña capa de roca sedimentaria para hacer la montaña mucho más grande. Pero nadie en la superficie, a no ser que tenga una visión de rayos X, verá tu sedimento. Aunque la montaña se soporte en esa capa. Solo será apreciada por ese raro geólogo.”

Steve Jobs, en 1994.

Vivimos en un mundo al minuto, donde las audiencias crecen y crecen y los medios mutan, donde la tecnologí­a cambia a la economí­a hasta el punto de que como sociedad ignoramos hacia dónde estamos yendo.

Una parte de las empresas y proyectos que crecen en medio de esta crisis, como el caso de Pepephone o eldiario.es, Infolibre, en menor medida, son empresas que son conscientes de que tienen un crecimiento lento, menor que el de otras empresas, derivado de no buscar riesgo ni un gran beneficio cortoplacista, sino una visión, transversal a todos sus productos, que se va moldeando poco a poco como el trabajo de un artesano.

Hemos roto como sociedad el ví­nculo que existí­a entre calidad y conocimiento: en el momento en el que no existen filtros y cualquiera puede tener sus cinco minutos de gloria en Youtube tenemos más acceso a la información. La cuestión es si es de calidad. Hemos conseguido que decir poco sea lo raro.

Creo que desde el momento en el cual para ganar más dinero tienes que conseguir más impresiones y por tanto publicar con más frecuencia tienes un problema. Porque, de esta manera, lo que estamos creando son máquinas de crear contenido, independientemente de si es de calidad o no: en el momento en el que robots pueden crear noticias automáticamente y con sentido semántico (ejemplo uno, ejemplo dos, ejemplo tres), tu propuesta de valor tiene que ser otra. ¿Cuál? Probablemente poner el foco en la calidad, en los nichos de mercado y en volver a las raí­ces: reportajes elaborados mediante crowdfunding, gente que decide pagar y exigir un reportaje sobre algo concreto. O, por ejemplo, cómo articular tu propuesta de valor en torno al conocimiento cuando hay increí­bles cursos gratuitos en Internet o charlas de auténticos expertos. Y, aún con ello, existirán más y mejores oportunidades. Simplemente serán otras nuevas.

Creo que marcas como ING Direct triunfan hoy en dí­a porque tienen una visión a largo plazo muy clara de quién es su público, lo que le gusta y cómo se lo dan. No tengo ni idea de si ellos son mejores o peores que su competencia, si son más o menos éticos que otros, pero sin duda sé que tienen muy claro lo que quieren y lo que dan a cambio. Y, los resultados ahí­ están, con el mejor ejemplo de “si algo funciona te copiarán” como el caso EVO Banco, que por cierto fue gestionado hasta hace apenas un mes por antiguos responsables de ING Direct en España.

La Bolsa ha hecho mucho daño. No se puede pensar solo en el corto plazo, en el beneficio trimestral porque la Bolsa te obliga, como hacen muchas multinacionales que se están autoengañando y engañando a sus accionistas haciéndoles creer que ganan más de lo que de verdad ganan. La fortaleza de las empresas se demuestra cuando crean productos que servirán para el futuro, para el largo plazo.

Luis Bassat, en una entrevista.

El momento en el que tenemos, a un vistazo, lo que más le interesa ahora mismo a más de 20 millones de españoles nos da una idea del control de la información y su búsqueda que estamos haciendo, con nuestros usos y nuestros hábitos. Nadie nos ha obligado a nada, en absoluto.

“Empezamos a confundir conveniencia con alegrí­a, abundancia con elección”. Y no lo digo, yo lo dice Apple, en una de las mejores expresiones de la identidad corporativa de una empresa que he visto nunca:

Todos usamos productos porque nos identifican con los valores que transmiten: en el caso de Apple yo aprecio que valoren el minimalismo y la sencillez en todo lo que hacen, aprecio que dediquen tiempo y esfuerzo a elaborar un producto de calidad aunque éso suponga un alto precio a pagar y aprecio que “digan mil veces no para cada sí­”, porque éso es la esencia del enfoque. Y porque aunque Apple vaya a otra velocidad distinta a la del mercado, estoy seguro que seguirán haciendo productos que mantengan esos mismos criterios. En un mundo en el que el 61% del tráfico de internet es de robots, si echas un vistazo al increí­ble tiempo y esfuerzo gastado en prototipos y personas crear un producto como el iPhone te das cuenta de lo importante de tener una visión propia e independiente a largo plazo de qué es lo correcto, de cómo se forma una montaña.

Cuanto más conozco las montañas más aprecio el sedimento, lo cual no implica en absoluto un discurso ludita en contra de la tecnologí­a, sino en un uso razonable de la tecnologí­a, que implica cierta visión a largo plazo y, sobre todo, foco.

Foco en una visión a largo plazo, en una idea pulida y mejorada a lo largo del tiempo para poder conseguir algo de calidad. Foco en tener que decir ‘no’ a muchas cosas (no a opciones cortoplacistas, no a pensar qué pide el mercado sino si es lo mejor que se puede aportar al mercado, no a tener un criterio que marquen otros), para así­ poder decir que sí­ a otras.