La reconversión del periodismo


No recuerdo cuándo fue la primera vez que visité la redacción de El Paí­s, lo he olvidado completamente. Supongo que la anfitriona de aquella visita serí­a Rosa aunque igual fue una visita para otra cosa. A Miguel Yuste 40 he ido varias veces de visita o por motivos profesionales; incluso una vez fui a dar una charla sobre Redes Sociales dentro del programa de formación de Directivos que tienen, llamado Prisa Top Talent.

Supongo que esos mismos mandos intermedios y directivos que han estado las dos últimas semanas negociando el ERE que parece dejará temblando a una mí­tica redacción del periodismo español. O quizá no, pero no puedo evitar ahora recordar esas visitas tan mágicas a un lugar así­ para alguien tan ‘de provincias’ como un servidor. Pensar que de ahí­ a diario salí­an las noticias que España tocaba con sus manos todos los dí­as al dí­a siguiente suponí­a para alguien como yo algo casi mí­stico.

Y, en fin, se ha acabado el tiempo y a partir del Lunes llegarán las cartas de despido a PRISA. Me ha gustado mucho El Paí­s se rompe, que es el artí­culo que le ha dedicado Juan Varela a todo este tema. Obvia decir que Periodistas 21 por suerte continúa siendo un buen lugar donde leer hacia dónde va el periodismo o qué se está haciendo por ahí­.

Relacionado con todo esto del futuro nunca está de más leer la entrevista a Gumersindo Lafuente en JotDown: un tipo que ha montado algo como Soitu en su momento y que luego ha devuelto el liderazgo online a El Paí­s quizá tenga algo de idea sobre lo que habla. La marcha de su talento parece que sirvió como antesala de lo que vendrí­a después, que no es más que otra enorme fuga de talento.

Pero no todo van a ser malas noticias: creo que hay alternativas entre todo este caos, y Eldiario.es me parece una bastante aceptable. Tampoco es que sea algo realmente revolucionario en cuanto a modelo pero sí­ que están haciendo cosas interesantes como dar la posibilidad de que la gente se haga socia por 5€ al mes. Yo me hice socio y veo que sus datos no son del todo malos para el poco tiempo que llevan online. El talento sigue existiendo y ninguna empresa es propietaria de ello. Seguro que de este ERE de El Paí­s saldrá algún nuevo proyecto realmente interesante.