1 año en Madrid: Mis 5 lugares favoritos

(Anteriormente: Mis 5 restaurantes favoritos de Madrid, Mis 5 bares favoritos de Madrid y Mis 5 tiendas favoritas de Madrid)

Admito que esta entrada cojea un poco: tengo la sensación de que me faltan muchas zonas por explorar (no he montado en el dichoso Teleférico, por ejemplo) y otras por curiosear pero no puedo porque está prohibido, como el legendario túnel que en teorí­a tení­a un apeadero bajo el Palacio Real y conectaba a través del Pasillo Verde con Prí­ncipe Pí­o, o el búnker del Banco de España, sitios que uno nunca podrá conocer. En fin, mis 5 lugares favoritos de Madrid, donde no me importa pasar un rato en absoluto.

Estación de Chamberí­: El pasado detenido

Para un obsesionado como yo la historia de Chamberí­ es la tí­pica que engancha: una estación que se cierra por recortes, se llena de vagabundos, sale en Barrio de Fernando León y finalmente decide restaurarse. Recuerdo bajar desde Salamanca nada más inaugurada para visitarla como un yonki del Metro que soy. Chamberí­ es algo a conservar, un pedazo de la ciudad, especialmente con tanta moda de ví­trex en el Metro. La entrada de azulejos a Antón Martí­n es mi segundo lugar favorito del Metro.

Parque de las siete tetas: Las mejores vistas de Madrid

Qué decir: un sitio genial, un cerro donde poder tumbarte en el césped y ver todo Madrid. No está señalizado, pero se accede desde el Metro de Buenos Aires (en Vallecas), subiendo por el parque de Bomberos y girando más adelante a la izquierda. Merece mucho la pena y más en verano, en plan picnic. Poco masificado y con un ambiente fantástico.

Azotea del Cí­rculo de Bellas Artes: Un clásico

Sé que es un clásico pero no por ello dejaré de recomendarlo: es fantástico poder estar en esa azotea, viendo todo Madrid, como si de un paréntesis se tratase en medio de todo el jaleo. Apuesto a que alguna azotea del edificio de Telefónica tiene algo similar, pero el Cí­rculo de Bellas Artes tiene un encanto especial. Tengo ganas de ir a alguno de los conciertos que hacen en la azotea.

El Jardí­n Botánico: Oasis en medio de la ciudad

Me encanta el Jardí­n Botánico, mucho mejor para pasear que el Retiro, aunque si mal no recuerdo cobran entrada, pero aún así­ merece la pena por el poco jaleo que suele haber y la tranquilidad que encuentra uno. Preciosa la colección de bonsais que tení­a Felipe González en La Moncloa y donó al Jardí­n Botánico una vez dejó de ser presidente. Hay plantas y árboles de todos los tipos.

IMAX Madrid: Así­ sí­ el 3D

Una vez visité el IMAX me prometí­ no volver a ver una peli de 3D en los tí­picos cines de cadena, todos sabemos de cuáles hablo. Con la pantalla enorme que tienen merece muchí­simo más la pena ver aquí­ una peli en 3D; aunque la cartelera es más ajustada sí­ tienen algunos estrenos, yo vi allí­ la última de Toy Story.

Se quedan, por poco, fuera de la lista: