Dream it all up again


U2 dieron un concierto en Point Depot (Dublí­n) la noche del 31 de Diciembre de 1989. Comenzó, como véis en el ví­deo, por las campanadas y por Where the streets have no name.

Sin duda, un concierto especial, un directo de una banda similar en pleno dí­a de año nuevo tiene que ser algo indescriptible.

Pero aquello era más que un simple concierto.Al final de aquello, Bono pronunció lo siguiente:

This is just the end of something by U2, and that’s why we are playing this concerts… It’s no big deal,we have to go away and just dream it all up again.

Dream it all up again es la clave. Terminaban los 80, comenzaban los 90, y aquellos U2 melenudos, pop rock, con sombrerito y aspecto de niños buenos que daban en The Joshua Tree y en Rattle&Hum supieron dejar aquello a tiempo y reinventarse en algo que sorprendió al mundo entero.

Aquella frase, que para muchos iba a suponer la ruptura de U2, el fin de la banda, «simplemente» fue un descanso de algo más de un año para reinventarse, una vez más, en una banda completamente distinta, y sacar al álbum uno de los mejores álbumes de la historia del Rock según muchos, el Achtung Baby.