La crisis económica ya está aquí­


Creo que todo indica que estamos en el inicio de un cambio de tendencia económica. Y para muchos es algo totalmente nuevo. En general, casi todos los menores de 35 años sólo han vivido en época de bonanza. Yo tengo 42 años y en la crisis de 1992 mi agencia de publicidad cumplí­a casi 4 años. Y recuerdo que fué duro: despidos de amigos en otras agencias, reducción de salarios y costes por todos lados, presupuestos e inversión a la baja, impagos de clientes,… en especial recuerdo el desempleo. Amigos sin trabajo. Compañeros de facultad que caí­an en los recortes de las multinacionales que habí­an crecido desaforadamente en los momentos locos de la publicidad de los 80.

¿Que debemos entonces esperar?

Reducción del consumo con especial incidencia en turismo, ocio y bienes de equipo familiar -coches, electrodomésticos, ordenadores…-, aumento del desempleo, incremento de la morosidad, mayor dificultad para acceder a financiación personal y empresarial, reducción de los presupuestos de marketing en las empresas, control salarial, menor movilidad laboral, reducción de operaciones de capital riesgo y compraventa de empresas, … La verdad es que lo que recuerdo no fué una época divertida.

Ojalá me equivoque.

Más en Crisis: ¿Ya está aquí­?

Creo que todo indica que estamos no inicio dun cambio de tendenza económica. E pra moitos é algo totalmente novo. En xeral, case tódolos menores de 35 anos só viviron en época de bonanza. Eu teño 42 anos e na crise de 1992 miña axencia de publicidade cumplí­a case 4 anos. E lembro que foi duro: despidos de amigos noutras axencias, reducción de salarios e costes por tódolos lados, presupostos e inversión á baixa, impagos de clientes,… en especial lembro o desempleo. Amigos sen traballo. Compañeiros de facultade que caí­an nos recortes das multinacionais que medraran desaforadamente nos intres tolos da publicidade dos 80.

¿Que debemos entón agardar?

Reducción do consumo con especial incidenza no turismo, ocio e bens de equipo familiar -coches, electrodomésticos, ordenadores…-, aumento do desempleo, incremento da morosidade, maior dificultade pra acceder a financiación persoal e empresarial, reducción dos presupostos de márketing nas empresas, control salarial, menor movilidade laboral, reducción de operacións de capital risco e compraventa de empresas, … A verdade é que o que lembro non foi unha época divertida.

Ogallá me equivoque.

Máis en Crisis: ¿Ya está aquí­?