Sobre la ausencia de Steve Jobs

The line it is drawn, the curse it is cast, the slow one now will later be fast, as the present now will later be past, the order is rapidly fading. And the first one now will later be last for the times they are a-changing…

Llegó el día, no menos sorprendente por menos esperado, en el que Steve Jobs ha decidido dejar de ser CEO de Apple, a causa de su cáncer de páncreas.

No es el final, sin duda, pero todos suponemos que el paso de una ausencia temporal a una ausencia definitiva en alguien tan profundo como el fundador de una empresa indica que, al menos, algo está cambiando como cantaba su querido Dylan.

Cotización de acciones de Apple (1998-2011)

Es curioso que en cosa de meses, dos de los CEO más carismáticos que conozca hayan dejado el tema, con bastantes paralelismos además. Tanto Amancio Ortega como Steve Jobs son dos visionarios que quisieron cambiar el mundo, cada cual a su manera (democratizando la moda, simplificando la tecnología) y dejan todo su legado en manos de un hombre de negocios, de un directivo ajeno a la casa pero con el que han tenido éxito.

En el caso de Steve Jobs no viene por sorpresa: incluso Daring Fireball hizo un completo post el pasado 22 de Julio analizando a los posibles sucesores de Jobs al frente como CEO de Apple, y sin duda alguna Tim Cook tenía todas las papeletas, especialmente porque ya había empezado a asumir esa función en las ausencias temporales de Steve por el mismo cáncer de páncreas.

Tim Cook, parte de la recuperación de Apple

Cuando Steve Jobs volvió a Apple en 1997 era evidente que había que reestructurar la empresa por completo: básicamente simplificar los productos, los procesos, lanzar nuevos productos y traer a gente nueva, algunos de ellos gente que se había llevado a NeXT precisamente después de haber sido despedido de Apple. La empresa estaba tan mal que incluso Michael Dell (fundador de Dell) dió su opinión: “Si yo fuese Steve Jobs cerraría Apple ahora mismo y devolvería el dinero a los inversores“. Por cierto, apunte:

Evolución de las acciones de Apple y Dell (2005-2011)

Es evidente pensar que parte de este éxito fue de Steve Jobs, pero también de la gente de la que se rodeó, también Tim Cook. Tim Cook era Vicepresidente en Compaq hasta que en Marzo de 1998 Steve Jobs lo fichó para Apple como Vicepresidente Senior para Operaciones Mundiales.

La labor de Tim Cook fue fundamental en aquella Apple desangrada: Recortó la línea de producción, así como los costes de almacenaje y producción, incrementando márgenes de beneficio. Luego pasó por otras posiciones: entre 2000 y 2002 Vicepresidente Senior para Operaciones Mundiales, Ventas, Servicio y Postventa; de 2002 a 2005 Vicepresidente Ejecutivo para Ventas Internacionales y de Operaciones. Además, a partir de 2004, entró en la ingeniería del hardware de Macintosh. Y luego, llegaron las sustituciones: en 2004 durante dos meses como director ejecutivo y en 2009 cinco meses, en ambos casos por tratamiento a Jobs por cirugía para curar su cáncer de páncreas.

La importancia de rodearse de los mejores

Como comentaba, el éxito de la recuperación de Apple fue, bajo mi punto de vista, de que Jobs supiese contratar (y delegar, en parte) a gente excelente en ámbitos muy concretos. Para muestra, el organigrama de Apple hasta que Jobs lo dejó:

Aunque existan otros cracks como Bob Mansfield o Phil Schiller, bajo mi punto de vista hay verdaderos cracks aquí:

  • Jonathan Ive, el diseño: Ive se encargó del diseño industrial en Apple a la vuelta de Jobs a Apple en el 97 y entre su gran éxito está el iMac, desde su primer modelo hasta hoy. Jonathan Ive se encargó del diseño del iPod, del iPhone y en general de todos los productos de Apple. Es uno de los mejores diseñadores industriales del mundo.
  • Scott Forstall, el software: dicen que una de las razones por las que Apple compró NeXT y por cual Steve Jobs volvió a Apple fue por el sistema operativo de NeXT, que luego pasó a ser Mac OS X, y era realmente avanzado. Forstall trabajaba en NeXT haciendo aquel Sistema Operativo y se fue a Apple con Jobs. Se encargó una temporada de Mac OS X y actualmente es Vicepresidente de iOS.
  • Ron Johnson, las Apple Store: cuando Apple se planteó abrir tiendas propias y dejar atrás un sistema de distribuidores de sus productos algo obsoleto y poco exclusivo,en el 2000, Johnson fue fichado por Jobs tras un gran éxito al frente de todas las tiendas de The Gap. En dos años tras crear las Apple Store facturaron un billón de dólares en ventas anuales y a día de hoy son un ejemplo a tener en toda cadena de retail que se precie.
  • Tim Cook, operaciones: Tim Cook consiguió ampliar los márgenes de beneficio de Apple mejorando al máximo la línea de producción. Una de las razones por la cual la competencia de Apple no puede crear una competencia real al iPad es porque Apple tiene atados a todos los distribuidores posibles en Asia con exclusividades y por tanto Apple lleva años de ventaja a la competencia. Labor de Tim Cook. Ojo a la anécdota al final del artículo.

En fin, ese tipo es Tim Cook. Me ha gustado mucho el análisis sobre Cook en The Telegraph. Así se queda ahora la Junta Directiva de Apple, aunque Steve Jobs contínue como Presidente de la Junta de Apple y también en la Junta Directiva de Disney, tras haber comprado Pixar.

Hoy en Bloomberg comentaban que la salud de Jobs no ha empeorado, que ayer mismo tuvo una reunión después de haber anunciado que lo dejaba, que por cierto tuvo que ser bastante curiosa. En Septiembre Tim Cook tendrá su primera prueba de fuego en la habitual presentación de nuevos iPods y nuevo iPhone, éso como poco, además de posiblemente cargarse el iPod Classic, algo que está previsto y que no es decisión suya.

Sea como fuere Steve Jobs deja detrás una de las empresas más rentables del mundo ahora mismo, una empresa que ha sabido marcar la tendencia en gran parte de los gadgets actuales de la informática. Cuando algunos como Dell en el 97 le decían que mejor le dejase, cuando lo fácil hubiese sido hacer cualquier otra cosa. Pero, parafraseando al propio Jobs: “Ser el mas rico del cementerio no es lo que más me importa. Acostarme por la noche y pensar que he hecho algo genial. Eso es lo que más me importa.” Think different.